Ingrid Villena, Constituyente electa distrito 13

Ingrid Villena, Constituyente electa Distrito 13

“Las hijas e hijos de los obreros nos pusimos a estudiar”

  • Es una de las 27 candidatas y candidatos electos para redactar la nueva Constitución. Esta semana puso en su lugar a los medios burgueses que intentaron pautearla desviando la atención de los temas relevantes que llevará adelante durante su trabajo. En conversación con Megáfono Popular, que si se preocupa por estos temas, nos cuenta cómo buscarán crear un país más democrático y participativo.
ingrid constituyente - Ingrid Villena, Constituyente electa distrito 13 - megafonopopular.cl - noticias independientes

Recibió un mensaje de un medio de comunicación tradicional para comentar proyecto que reduce requisitos de independientes para participar en elecciones parlamentarias, pero Ingrid Villena (30), Constituyente electa por el Distrito 13, tiene las prioridades de su agenda clara: ni los partidos tradicionales de “izquierda” y derecha que se han beneficiado todos estos años con la política, ni convertirse en “opinóloga” de agendas noticiosas distractoras de los medios serviles al poder, mismos que desde el privilegio han ayudado a preservar el sistema implantado en dictadura.

Abogada y primera generación universitaria en su familia, Villena ha dedicado su carrera a la defensa de las mujeres, adultos mayores, niños, niñas y adolescentes abusados, quienes serán parte central de su lucha en la redacción de la nueva Constitución donde participará junto a los restantes 26 candidatos de la Lista del Pueblo a la que representa. “En total somos 47 independientes, contando representes de pueblos originarios. Esto es un tremendo remezón para la política chilena”, afirma, sin ocultar su satisfacción por el momento político que tiene a los partidos tradicionales de rodillas.

“La derecha quería conseguir más de un tercio y no lo pudo lograr, a pesar del acuerdo de paz de noviembre de 2019, donde establecieron resquicios que hacían la vida imposible a las candidatas y candidatos independientes, como darnos un segundo en la franja televisiva, o exigirnos juntar patrocinios online, con una clave única que nadie tenía, en plena pandemia”, asegura. Cuenta que todo el trabajo fue realizado a pulso y que para resultar electa fue clave el trabajo realizado en las ferias, conversando con el pueblo, en la comuna de El Bosque, donde creció.

Pero la actitud de los medios cambió una vez electa. La semana pasada desde una radio servil a las estructuras de poder -como la gran mayoría de medios en Chile- la contactaron para comentar una noticia, a lo que Villena respondió con claridad: “No muchas gracias, estoy con agenda llena trabajando con mujeres víctimas de violación y que la fiscalía no hace nada hace dos años. Si te interesan este tipo de noticias podríamos hablar”, le señaló.

“Como abogada, me dedico a la defensa de mujeres víctimas de violencia intrafamiliar, así como de niños, niñas y adolescentes cuando han sido vulnerados física o sicológicamente. Mi lucha es erradicar estas formas de violencia”, agrega. Villena explica que el mecanismo es lograr incorporar los principios establecidos en los tratados internacionales suscritos por Chile, que, en la práctica, han quedado en meras recomendaciones para los gobiernos de turno durante estos 30 años.

-En tu opinión ¿por qué cuesta tanto avanzar en estos temas en Chile, donde cada cierto tiempo vemos casos tan dramáticos como el de Lissette Villa, asesinada por sus cuidadoras en el Sename?

A pesar de que existen instancias como la Defensoría de la niñez, el Sename o el Ministerio de la Mujer, no llegamos como sociedad al fin último que es proteger a las personas más vulnerables. A mi juicio esto sucede porque para el Estado esto no significa ganancia, solo gastos y es ese enfoque el que se debe cambiar. En el largo plazo toda inversión en la primera infancia rinde frutos positivos, ya que entregas herramientas a la persona para que se pueda desenvolver en su vida adulta, lo que redunda en menos problemas de salud mental, y menos violencia intrafamiliar.

No podemos seguir permitiendo una indolencia como la que vimos en el caso de Lissette, que fue sometida por una de sus cuidadoras a la técnica del “sushi”, como se le conoce, que consiste en envolver al niño y sentarse encima para que se calme. Ella pedía que por favor la dejaran, que no podía respirar, que no se iba a portar nunca más mal, pero no la escucharon y terminaron asesinándola.

Más democracia

Y uno de los mecanismos que defenderá para poder terminar con este tipo de casos y vulneraciones, es incentivar una mayor participación democrática a través de la nueva Constitución. 

-En concreto ¿qué mecanismos se pueden utilizar para cambiar todas estas situaciones de abuso y vulneración que en Chile son pan de cada día?

Necesitamos incluir de inmediato mecanismos de democracia directa en la Constitución: referéndum revocatorio, plebiscitos vinculantes e iniciativa popular de Ley. En el primer caso, se trata de un sistema de evaluación para funcionarios públicos, ministros e incluso el presidente, de manera tal que, si han tenido un desempeño deficiente, han cometido irregularidades o por ejemplo no han cumplido promesas de campaña, puedan ser desvinculados de su cargo. Incluso un presidente por muy democrática que haya sido su elección, si no lleva adelante una política que representa a la ciudadanía o viola los DDHH, podría ser llevado a referendo revocatorio.

Otro mecanismo de democracia directa es la iniciativa popular de Ley, juntar por ejemplo 15 mil ciudadanos que puedan proponer una iniciativa al Congreso, que tendrá un año para manifestarse a favor, o bien hacer una contraoferta. Esto permitirá que la ciudadanía organizada pueda proponer leyes directamente, y que las leyes no sean solo iniciativas del poder ejecutivo o los parlamentarios.

– ¿Y en cuanto a plebiscitos vinculantes?

Son una herramienta democrática fundamental también. Por ejemplo, esta el caso del TPP11, que trae numerosos impactos para el país y sus actividades, afectando a la gente directamente. En estos casos, resulta fundamental que pueda ser la ciudadanía quien elija su destino.

-La lucha por redactar la Constitución que Chile necesita será dura. ¿Cómo ves el trabajo que se avecina, con el duopolio derecha-ex Concertación poniendo trabas para seguir beneficiando a las élites económicas del país?

Este es un remezón gigante para la política chilena. Aunque ahora apelen a los consensos y pretendan victimizarse, ellos jamás han transado con nosotros, nunca nos han preguntado si queremos ratificar determinadas leyes que solo benefician a sus negocios. Vamos a luchar por reivindicar lo que hemos sufrido por tanto tiempo y recordar que este enojo colectivo es con toda la clase política, de izquierda y derecha, que tuvo 30 años para respuesta a las demandas ciudadanas. Nunca lo hicieron, su único objetivo ha sido beneficiarse ellos, sus familias, sus amistades. Nos consideraban mano y obra barata, pero las hijas e hijos de los obreros nos pusimos a estudiar, aprendimos sus reglas y ahora estamos jugando de igual a igual.