Bases demandan renuncia inmediata de Elizalde

Congreso autoconvocado del PS: bases demandan renuncia inmediata de Elizalde y la cúpula neoliberal del Partido

  • Encuentro que se realizó el pasado sábado 4 de septiembre contó con la participación de militantes de todo el país, entre ellos, ex presidentes del Partido, como German Correa y Gonzalo Martner.

No solo estuvieron ausentes durante el Estallido Social, sino que connotados militantes de la actual cúpula dirigente del Partido Socialista de Chile no trepidaron en señalar que había que “reprimir con energía” a los manifestantes, muchos de los cuales fueron víctimas de crímenes, torturas y graves violaciones a los DDHH. Una actitud que dista mucho del rol crucial jugado por el Partido en la lucha contra la dictadura de Pinochet.

Estas son solo algunas de las razones que convocaron a militantes de todo el país para participar en el 1er Congreso Autoconvocado del Partido Socialista, que se realizo de manera virtual el pasado sábado 4 de septiembre y en cuya declaración final se demanda “la renuncia inmediata de Álvaro Elizalde, de toda la mesa ejecutiva que él encabeza, y del Comité Central en su totalidad”, así como la formación de una directiva provisional que la reemplace.

Durante el encuentro, que contó con la participación de ex presidentes del PS como Gonzalo Martner y German Correa, se discutió a fondo sobre la orgánica del Partido y su política de alianzas, que según señala la militancia, fracasó estrepitosamente en las recientes primarias de Unidad Constituyente donde triunfó la representante DC, Yasna Provoste.

“Las bases soñábamos con un pacto con la izquierda, una reedición de la Unidad Popular por la que tantos y tantas de nuestras filas dieron su vida. Pero esta mesa ejecutiva nos negó esa chance histórica. Álvaro Elizalde, incluso, declaró de manera rimbombante que “no se humilla al partido de Salvador Allende”, pero él mismo ha sido quien ha humillado al Partido a través de alianzas con el centro político y la derecha neoliberal, de las cuales nos sentimos avergonzados”, señaló el vocero de la militancia, Enzo Varens.

Orgánica y alianzas

Según ha expresado este movimiento de bases socialistas, la actual dirigencia del Partido no ha estado a la altura de los cambios demandados por el pueblo tras el Estallido Social, proceso del cual se mantuvieron completamente ajenos, sin siquiera ser capaces de levantar la voz contra las graves violaciones de DDHH, cometidas por el gobierno de Sebastián Piñera y sus fuerzas represivas.

Con todos estos argumentos, una vez finalizado el debate fueron sometidos a votación dos documentos, los cuales fueron aprobados por el pleno del Congreso. En ellos se exige la dimisión inmediata de Álvaro Elizalde y del Comité Central en su totalidad, así como la pronta formación de una directiva provisional conformada por militantes que no hayan formado parte de directivas anteriores, la cual tendrá la misión de convocar a elecciones anticipadas de toda la orgánica del Partido.

Las demandas contemplan también la revisión y depuración del actual padrón electoral, incluyendo un nuevo proceso de re fichaje y la reforma profunda de los estatutos internos, incluyendo criterios de enfoque de género, descentralización, de regionalización y de democracia directa, que permitan que las voces de las y los militantes del Partido sean escuchadas y sus opiniones consideradas. Junto con ello se pide la revisión del Código de Ética, la total trasparencia en la administración de los dineros del Partido, el fin de la lógica de lotes y de caudillajes y que se retome el trabajo efectivo con los territorios.

Respecto de la política de alianzas que ha sumido al Partido Socialista en una línea de corte neoliberal, alejada de las demandas populares y de izquierda, la vocera del movimiento, Cecilia Toro, señaló que “llegó la hora de abandonar a estos supuestos aliados, junto con otros partidos apéndices concertacionistas (y otros advenedizos) que han significado un lastre en el avance hacia el socialismo chileno. El domicilio del Partido Socialista debe estar con la izquierda, con esa fuerza política que busca avances reales y efectivos en la lucha por un Chile más justo y digno”, concluyó.